Techos verdes en la ciudad

Por Alejo Blasco

En los últimos seis años creció la instalación de cubiertas vegetadas en la Ciudad de Buenos Aires. Un nuevo estudio revela que regulan hasta un 11% la temperatura interna de las edificaciones. Una idea impulsada por el gobierno, aprovechada por privados.

Los “techos verdes” son instalaciones de vegetación en terrazas o azoteas de edificios en zonas urbanas. Entre otras ventajas que presentan, ayudan a reducir la isla de calor urbana que se genera ante la falta de espacios de vegetación en las ciudades.
Según un estudio reciente publicado en la Revista de la Facultad de Ciencias Agrarias, la temperatura en Buenos Aires habrá aumentado en promedio 2°C para el año 2029. Esta investigación además revela que las cubiertas vegetadas reducen entre un 7% y 11% la temperatura interna de una edificación, en días de mucho calor. Hasta este entonces, no se tenían datos certeros de cuánto ayudaban estas construcciones al medio ambiente.
“Las dos ventajas principales de las cubiertas verdes son la retención de agua de lluvias y la aislación térmica”, resume Federico Pérez Tkaczik (31), ingeniero agrónomo. Hace seis años fundó Greentec, una empresa dedicada a la construcción de techos verdes y jardines verticales, entre otras soluciones ecológicas, que el año pasado facturó 5 millones de pesos. “Las cubiertas vegetadas hacen que se necesite menos energía para enfriar o calentar un espacio, y también reducen la variabilidad sonora”, continúa Pérez Tkaczik.

techos-verdes

Las cubiertas vegetadas también ayudan al aislamiento sonoro.

Hay dos tipos de techos verdes: extensivos e intensivos. Los extensivos tienen un bajo costo de mantenimiento, no se puede transitar sobre ellos y cuentan sólo con una fina capa de vegetación. Por otra parte, las nuevas cifras indican que los intensivos, que son transitables y tienen riego artificial, son un 50% más eficientes que los extensivos, además de favorecer la biodiversidad de especies. Pero claro está, son más caros. Se estima que una cubierta verde de 100m2 transitable y con una variedad de vegetación que incluye arbustos, cuesta alrededor de US$300.
Las empresas que se involucran en el negocio de las cubiertas vegetadas aunmentaron notablemente. Pérez  Tkaczik señala cómo ha ido aumentando la competencia desde que se fundó Greentec, y especialmente en los últimos dos años. Hoy en día, son más de 15 las organizaciones que se dedican a este rubro en la Ciudad, aunque deben incluir cada vez más servicios en su oferta para diferenciarse del resto.
Un dato clave para entender el avance de esta modalidad “verde” en las azoteas porteñas, es el impulso que se le dio desde las autoridades. En el año 2010 se lanzó el programa Techos Verdes en Edificios Públicos de la Ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de constituir un paso hacia una ciudad “más saludable y más sustentable”.
Todavía sin tener datos estadísticos confiables, el primer edificio público que contó con una cubierta vegetada fue la escuela Nro. 6 “French y Beruti”, ubicada en Basavilbaso 1295, Retiro. Este proyecto impulsado por Mauricio Macri, sirvió de espejo para los que vinieron después. Los últimos datos publicados por la Agencia de Protección Ambiental indican la presencia de 77 cubiertas vegetadas en la ciudad, de las cuales 12 pertenecen al ámbito público. Se destaca entre ellas la azotea de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, que adhirió al programa en 2013.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s