Instalarán un peaje en la peligrosa ruta 6

Instalarán un peaje en la peligrosa ruta 6

La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, anunció que implementaran un peaje en la ruta provincial 6. Sin embargo, la ruta sufre un estado lamentable, sumado a la falta de iluminación y señalización.

DSC_0003
El estado de la Ruta provincial. Tramo Campana-Lujan. Crédito: Rodrigo Blanco

Se inauguró como el corredor del Mercosur hacia fines de los 90. Se convirtió en un camino intransitable por lo que se presentó en 2003 como la ruta de la producción, 180 kilómetros de autopista. Recién en 2015 el proyecto se dio por finalizado. Sin embargo, este año se destinaron más de 700 millones para su mejora. Esta es la situación de la ruta provincial número 6.

La ruta 6 cubre casi 180 kilómetros de autopista y atraviesa 12 municipios bonaerenses, conectando el puerto de Zarate hasta el puerto de La Plata. El flujo de tránsito es de 50.000 vehículos por día, de los cuales el 45% pertenece a tránsito pesado. La ruta se inauguró en 1999 como “el corredor del Mercosur”. Sin embargo, la falta de construcción más el peso de los camiones llevaron a una deterioración de la ruta, convirtiéndola en “intransitable”.


En 2003 comenzó la reconstrucción. El proyecto constaba en una autovía de 180 kilómetros. 13 años se tardó en completar toda la ruta. Una década en la cual murieron centenares de personas por el estado en el cual se encontraba la ruta. Banquinas de tierra y en desnivel. Pozos que se tapaban con baches, pero que en vez de arreglar la ruta contribuía a destruirla más. La degradación de la calzada de la Ruta 6 fue paulatina, pero sin pausa. Las reparaciones parciales no eran más que arreglos superficiales. Que se resquebrajaban y convertían a la ruta en peligrosa y mortal.

El trabajo se dio por hecho en 2015, bajo el nombre de “la ruta de la producción”, inaugurada por la ex presidente Cristina Fernández. Daniel Scioli, en su carrera como presidente de la nación, utilizó la reconstrucción de la ruta como uno de sus logros de su gestión en la provincia de Buenos Aires. La actual gobernadora bonaerense Vidal, anunció este año el traspaso a la órbita de Autopistas de Buenos Aires SA (Aubasa, firma con un 95 por ciento de participación estatal). Con nuevos trabajos sobre la ruta-con una inversión de 700 millones de pesos- y la implementación de un peaje.

Los usuarios de la ruta, históricamente se quejaron por mal estado de la autovía, y ante la idea de la implementación de un peaje, piden que se reconstruya de manera adecuada, especialmente quienes viven en las localidades del tramo Lujan-Campana, el que se encuentra en peores condiciones. Joaquín Fernández Salvi, vive en Campana y viaja de lunes a sábados a Pilar por trabajo utilizando la 6: “Hace mucho tiempo que la ruta se encuentra en un estado lamentable, hay que ir esquivando pozos y con cuidado de los camiones”.


El asfalto no es la única problemática de la Ruta: “Falta iluminación en este tramo. Desde que subís a la 6 por la 8 hasta llegar a la rotonda de Cardales vas a oscuras. Sumado a los pozos se convierte en muy peligrosa”, denuncia Fernández. Otro problema a solucionar es la mala señalización, como el de la rotonda de Los Cardales, famosa por la gran cantidad de camiones que vuelcan. La curva es muy pronunciada y al haber poca luz y ningún cartel, los camiones doblan forzando la carga.

Matías Janiot, ingeniero de Oil Tanking que tiene un oleoducto sobre la autovia, opina que la falta de mantenimiento y la mala calidad durante la construcción fueron uno de los principales motivos del problema. Por su parte, Jorge Doumanian (MetroGas, Autopistas al Sur) analiza: “hubo un problema con la calidad del cemento y con la proporción de resistencia, desde la construcción a la inspección, hubieron problemas éticos.”

Luciano Sartor vive en Lujan y viaja a Pilar toda la semana para ir a la facultad y cuenta su experiencia como usuario: “nunca tuve problemas con el auto, pero porque ya conozco la ruta, el tema es los que no conocen y van a más de 100 y cuando ven el pozo ya es tarde”.

DSC_0010
Jainot: “Muchas veces para reparar un pozo, se “corta” un cuadrado  y se vuelve a llenar con material. Esto no es ni correcto ni efectivo,  ya que se genera una unión en un lugar del pavimento que no fue diseñado para eso”. Crédito: Rodrigo Blanco

La solución hasta el momento en términos de seguridad vial es el de poner cámaras de velocidad. En ciertas partes del tramo, los radares fijos y móviles obligan a ir a menos de 80 kilómetros por hora, en una ruta donde el máximo es de 110. “En vez de preocuparse por eso deberían ocuparse de la pavimentación, el alumbrado y la demarcación de la ruta. Hasta en mano a Campana pusieron ¡lomos de burros! Que provocan más accidentes todavía.”, comenta Sartor. Fernández agrega: “Cámaras…peaje…mejor que arreglen la ruta de una vez”

Desde el punto de vista técnico, Doumanian cree que al ser una estructura mal hecha puede volver a romperse: “hacerla de cero es imposible ya que el camino está vivo, habría que control más a los camiones con sus pesos, con balanzas y multas, y una buena administración para el mantenimiento del camino”. Jainot da su opinión:”La mejor solución es la solución pensada, criteriosa y realizable. Con esto apunto a que, volviendo al caso de los pozos por ejemplo, se reparen como las reglas del buen arte lo indican. Solo podemos esperar que en adelante las cosas se hagan como corresponde.”

AUDIO: Fernández y su incidente en la Ruta 6.

Área de archivos adjuntos

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s