Un vibrante del Potro despierta la ilusión argentina

Juan Martín del Potro venció a Joao Sousa por 6-3, 1-6 y 6-3. En la siguiente ronda enfrentará a Daniel Taro de Japón.

Por Mateo Pettinato.

Amanece en Rio de Janeiro. El sol tiñe de dorado las playas de Copacabana e Ipanema mientras los turistas van despertando. Es el tercer día de competencias en los Juegos Olímpicos y desde temprano las puertas del Parque Olímpico, situado en Barra de Tijuca, se abren y reciben todo tipo de banderas, colores y deportes. Los voluntarios, uniformados con camisas verdes y bermudas marrones, guían la marea de aficionados hacia las diferenes instalaciones.

En la cancha central de tenis, dan las 10:30 de la mañana y las tribunas, hasta entonces vacías, comienzan a decorarse. Es martes 8 de agosto y a medida que pasan los minutos, los gorros, las remeras y las vinchas tímidamente empiezan a adornar el paisaje. Predomina el celeste y blanco. Juega Juan Martín del Potro frente al portugués Joao Sousa. Es un mar de argentinos en el medio de Brasil.

20160807_082316
La cancha central del tenis en Rio 2016. Crédito: Mateo Pettinato.

Ya sin butacas disponibles en las gradas el reloj anuncia las dos de la tarde y el tenista argentino que derrotó ayer por la tarde a Novak Djokovic, número uno del mundo, hace su entrada a la cancha. Instantaneamente lo único que se escucha en el estadio, y en las afueras también, son los ensordecedores alientos de los hinchas argentinos. Todos están de pie.

20160808_144827
Del Potro espera el saque de su rival Sousa. Crédito: Mateo Pettinato.

Avanza la entrada en calor y los cánticos no dejan de acompañar al deportista tandilense. Al mismo tiempo, la afición local hace saber a todo de que lado esta y abuchea al argentino. Santiago, acomáñado por sus dos hijos, Juan y Tadeo comenta: “Por momentos parece un Boca-River, es una fiesta”.Ya con el partido iniciado la pelota de color amarillo viaja de un lado al otro por encima de la red deleitando al publico con golpes fantásticos.

“Después de lo de ayer a del Potro no lo para nadie”, afirma Lucas, de 20 años, que con su remera de la selección argentina de futból se muestra esperanzado y desea que del Potro siga avanzando en la competencia. Hay descansos, cambios de lado, y servicios para ambos jugadores mientras el reloj corre. Es un encuentro parejo.

Avanzado el partido y con un set por lado, del Potro agita sus brazos y recibe más aliento que nunca por parte de la marea argentina y algún que otro local que admira su tenis. Inicia el tercer y último set. El saque del tandilense es feroz, alcanza los 200 kilometros por hora y Sousa no tiene nada para hacer. Suficiente. Victoria de Juan Martín del Potro por 6-3, 1-6 y 6-3.

Luego de más de dos horas de partido y una emocionante jornada, la gente comienza a desalojar el estadio no sin antes felicitar al verdugo de Djokovic, y ahora de Sousa: “Delpooo! Delpooo!”, retumba en las paredes del estadio y de Rio. El sol bajó pero no por eso la ilusión del público argentino. Jorge, de 54 años y fanático del tenis, sonríe y sostiene: “Hasta la medalla de oro no paramos”.

Advertisements

One comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s