Alerta negra: la falta de luz en la ciudad de Buenos Aires

Alerta negra: la falta de luz en la ciudad de Buenos Aires

Mucho ya hemos escuchado de lo que fueron y son los cortes de luz masivos que se vivieron en el pasado invierno en la ciudad de Buenos Aires. En julio de este año se llegaron a contar más de 90 mil usuarios en situación de corte.

 POR: INÉS SPITALERI

Es feriado en todo el país y la gente aprovecha el clima para salir de sus casas a pasear, hacer compras y estar con amigos. Recién pasado el mediodía el barrio de Palermo tiene todos sus locales gastronómicos totalmente alborotados por la gente que busca un lugar para sentarse y disfrutar del día. Hoy, esto es una posibilidad porque los locales ya no presentan cortes de luz de más de dos días de duración. Gabriela Mansón, moza de Crepas (Palermo) recuerda con enojo esos días sin luz que también “son días sin trabajo”.

Lo que para algunas familias puede representar una visita a la casa de los abuelos o de los tíos, para muchos trabajadores significa que esos días no hay paga. Nicolás Battista vive en Recoleta y estuvo más de dos semanas sin luz en su casa. “Hasta que pusieron los generadores cerca de casa, no se podía ni caminar por la calle, era la boca de un lobo”. Conociendo los peligros de inseguridad que desde siempre se viven en nuestra ciudad, ahora se le suma la falta de luz en las calles, sinónimo de vía libre para los asaltos y violaciones.

El barrio de Recoleta ya por la tarde se encuentra un poco más tranquilo. La temperatura bajó respecto del mediodía y la gente aprovecha para hacer algunas compras en los supermercados que aún quedan abiertos. En el supermercado chino ubicado en Marcelo T. de Alvear y Libertad una señora que compra verduras le confiesa al verdulero que solo puede llevar verduras que se puedan hacer en el horno, ya que ahora sí tiene luz, pero no tiene gas por lo que tiene que aprovechar el horno para cocinar las milanesas y las verduras.

Estos son dos de los varios barrios afectados por el gran apagón de luz que se vivió en invierno. Muchos tuvieron la ventaja de contar con generadores de grupos electrógenos por lo que no sufrían tanto la oscuridad. Pero aquellos que no contaron con esta solución debieron soportar hasta semanas sin luz en sus casas.

La noche ya se asoma por el barrio de Caballito y se ve cómo la gente va volviendo a sus casas para mañana arrancar la semana. Micaela Ponce se baja de su auto para entrar a su casa y afirma: “Ahora voy a aprovechar haber vuelto temprano para comer algo y mirar una película”. En su casa los problemas de luz se resolvieron rápido, pero su abuela no tuvo la misma suerte. “Es grande entonces se tuvo que venir a vivir con nosotros, pero la agota no estar en su casa”.

Así, termina uno de los tantos feriados que lleva el 2016 para los argentinos. La gente sigue preocupada por volver a vivir esta cansadora situación de falta de luz en cualquier momento. Su reclamo es que tanto Edesur como Edenor se hagan cargo de sus zonas de abonados y les brinden seguridad y buenas condiciones respecto de la electricidad.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s